COVER CHECKLIST NEGOCIO RENTABLE MULTI

DESCARGA LA CHECKLIST NEGOCIO RENTABLE

16 Reglas de una empresa para los trabajadores

16 Reglas de una empresa para los trabajadores

Tabla de contenidos

[et_pb_section fb_built=»1″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_text _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

16 Reglas de una empresa para los trabajadores

Descubre en este artículo 16 reglas de una empresa para los trabajadores que te ayudarán a gestionar tus empleados de la manera más eficaz e imparcial evitando conflictos indeseados.

En estos últimos +15 años en los cuales me he dedicado a montar y desmontar negocios en varios sectores y Países, una de los mayores problemas que he tenido que enfrentar es sin lugar a dudas no saber elegir y gestionar adecuadamente el personal.

Se trata de un paso fundamental para cualquier tipo de negocio sea físico u online: lo siento decirte que si no sabes elegir y gestionar de la mejor manera posible a tus empleados, tu negocio tiene un futuro muy negro.

Que fracases en tu aventura empresarial es solo una cuestión de tiempo o «gasolina» que puedas echarle, pero el destino está marcado.

Hoy quiero hablar un poco más a fondo sobre este argumento diferencial en cualquier negocio.

Me permito de darte algunos consejos útiles para ayudarte a mejorar en la gestión de tus empleados.

Para hacerlo te voy a explicar 16 reglas de una empresa para los trabajadores que me han funcionado muy bien a lo largo de los últimos 15 años cómo emprendedor y como consultor estratégico.

En muchos casos con tan solo aplicar estas reglas ha sido posible mejorar hasta un 30% los resultados del negocio.

Se suele decir: «dime con quien vas y te diré quien eres».

En los negocios esta regla vale todavía más y tiene que ser aplicada desde el principio con una cuidadosa selección del personal.

Ahora vamos a ver una a una nuestras 16 reglas de una empresa ejemplos.

 

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_number_counter title=»No hacer nada comprometedor delante de los clientes» number=»1″ percent_sign=»off» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» title_level=»h2″ title_font=»|700|||||||» number_font=»|700|||||||» number_text_color=»#000000″ global_colors_info=»{}»][/et_pb_number_counter][et_pb_text _builder_version=»4.17.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

na de las primeras 10 normas de trabajo para empleados que necesitas implementar en tu negocio es la obligación de abstenerse de comer, beber, hablar o fumar delante de los clientes.

Tampoco deben hablar por su teléfono móvil cuando están trabajando porque muestra una clara falta de interés por lo que están haciendo.

El mensaje que transmiten es que hay algo más importante al otro lado del teléfono y el cliente percibirá inmediatamente este pequeño detalle.

Se trata de reglas en el trabajo que fomentan comportamientos de buena educación fundamentales, que pero en muchos establecimientos no se respetan dando desde el primer momento una pésima imagen al negocio.

Y sabes lo que se dice: «¡Solo hay una oportunidad de dejar una buena primera impresión!«

Si lo consigues estás ya a mitad del camino para construir una buena relación con tu cliente que te llevará más cerca de realizar una venta: pero si dejas desde el primer momento una mala impresión en su mente, las posibilidades de realizar una venta se reducirán de inmediato a CERO.

¿Cuántas veces has visto el cocinero del restaurante en la puerta de atrás fumando?

No te has preguntado nunca: ¿»Se habrá lavado las manos después»?

¿O nunca te ha pasado de ver un dependiente hablando por teléfono mientras tu estás dando vueltas en la tienda solo/a?

¿O el típico dependiente comiendo detrás del mostrador que esconde el sándwich en cuánto te ve con las manos sucias de kétchup que le pinga también desde un rincón de su boca?

¡Acaba de raíz con estos comportamientos si quieres un negocio prospero y con futuro!

Yo empecé a trabajar por grandes marcas del sector lujo con 24 años y la primera cosa que te enseñan son normas de trabajo en una empresa como esta que te acabo de comentar. 

[/et_pb_text][et_pb_image src=»https://g-sala.com/wp-content/uploads/2022/07/personas-fumando-en-el-trabajo.jpg» alt=»personas fumando en el trabajo» title_text=»personas fumando en el trabajo» _builder_version=»4.17.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_image][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_number_counter title=»Reglas para empleados Nº2: Indumentaria y aspecto físico en orden» number=»2″ percent_sign=»off» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» title_level=»h2″ title_font=»|700|||||||» number_font=»|700|||||||» number_text_color=»#000000″ global_colors_info=»{}»][/et_pb_number_counter][et_pb_text _builder_version=»4.17.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

Orden y disciplina, disciplina y orden son dos pilares presentes en cualquier negocio que funciona y da dinero.

Por lo tanto los empleados deben mantener su uniforme o vestimenta de trabajo en perfecto estado tanto si están de cara al público como si no lo están.

Los hombres vienen cada día bien aseados y peinados.

Las mujeres también: además es siempre de buen gusto no llevar un excesos de joyas, perfumes o maquillaje.

Cuanto más «neutros» sean tus empleados mejor irá tu negocio porque el cliente se centrará en tu producto y no perderá su tiempo juzgando o analizando a tus trabajadores.

¿Te gustaría llegar a una cafetería y ser atendido por un empleado no aseado con aire de no haber pasado por casa la noche anterior y que tiene su uniforme todo manchado de grasa? 

Seguramente te lo pensarías dos veces antes de sentarte allí y pedir algo para comer.

¿Te apetecería entrar en una tienda y cuando se acerca la dependienta te golpea una hola de perfume que te entran ganas de vomitar?

La reacción automática sería marcharse cuanto más lejos de la tienda.

Como puedes ver, pequeños detalles pueden estar jodiendo a la grande tu negocio sin que tu te haya percatado.

Porque estás en una especie de trans mental intentando dar con las teclas para ganar dinero. 

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_divider color=»#000000″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_divider][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row column_structure=»1_2,1_2″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» background_color=»#ffcc00″ custom_margin=»50px||50px||false|false» custom_padding=»30px|20px|30px|20px|false|false» border_width_all=»10px» global_module=»15550″ saved_tabs=»all» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»1_2″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_image src=»https://g-sala.com/wp-content/uploads/2023/12/COVER-CHECKLIST-NEGOCIO-RENTABLE-MULTI.jpg» alt=»COVER CHECKLIST NEGOCIO RENTABLE MULTI» title_text=»COVER CHECKLIST NEGOCIO RENTABLE MULTI» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_image][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_2″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_text _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

CHECKLIST NEGOCIO RENTABLE

Mejora el rendimiento de tu negocio analizando 7 Puntos claves que probablemente te estan impiediendo de sacar el máximo rendimiento a tu proyecto.

Descubre problemas, errores, áreas de mejoras que nunca hubieras imaginado y que con una inversión mínima te pueden aportar grandes beneficios.

[/et_pb_text][et_pb_button button_url=»@ET-DC@eyJkeW5hbWljIjp0cnVlLCJjb250ZW50IjoicG9zdF9saW5rX3VybF9wYWdlIiwic2V0dGluZ3MiOnsicG9zdF9pZCI6IjE1MDQ0In19@» url_new_window=»on» button_text=»DESCARGAR LA CHECKLIST AHORA» _builder_version=»4.23.4″ _dynamic_attributes=»button_url» _module_preset=»default» custom_button=»on» button_text_color=»#FFFFFF» button_bg_color=»#000000″ button_border_color=»RGBA(255,255,255,0)» button_font=»|700|||||||» button_icon=»9||divi||400″ button_on_hover=»off» global_colors_info=»{}»][/et_pb_button][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_number_counter title=»Reglas de trabajo para empleados: Respeto y disciplina» number=»3″ percent_sign=»off» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» title_level=»h2″ title_font=»|700|||||||» number_font=»|700|||||||» number_text_color=»#000000″ global_colors_info=»{}»][/et_pb_number_counter][et_pb_text _builder_version=»4.17.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

En toda gran empresa o en un equipo ganador reinan siempre respeto y disciplina: son ingredientes fundamentales de una buena educación y no pueden faltar nunca en un lugar de trabajo, sea cual sea.

Es muy importante respetar siempre tanto a los superiores, como a los compañeros de trabajo.

Para esto es necesario tener una reglas en el trabajo y disciplinas claras desde el principio: no vas a querer excusas o confusiones innecesarias que luego son difíciles de arreglar.

Esto depende enteramente de ti: tu negocio, tus reglas. Claramente con algunos limites. 

Cualquier falta de respeto o de disciplina tiene que ser punida para evitar que la situación se te escape de las manos y que todo el mundo piense que puede hacer lo que le da la gana: estos no son errores, son malos comportamientos que no tienen que ser fomentados nunca.

O luego será demasiado tarde: se transformarán en la normalidad.

No se trata de ser malas personas: se trata de ejercer de líder de tu negocio.

Me repito en que lo más importante es que las reglas sean sencillas y claras desde el primer minuto para todo el mundo, de lo contrario reinará la confusión.

Mi consejo es preparar una checklist con todas las reglas para empleados de tu negocio y entregarla inmediatamente a las personas en el momento de la contratación.

Anécdota personal

Una anécdota interesante se refiere a la última vez que colaboré con un proyecto, ya unos 10 años atrás como comercial freelance.

Acababa de perder todo y quería un trabajo con bastante libertad para poder empezar rápidamente con otro negocio al mismo tiempo.

El empresario, después de las entrevistas, me contrató inmediatamente. Y conmigo a otra persona.

Las reglas en el trabajo parecían claras: no era necesario ir a la oficina a trabajar, solo cumplir objetivos.

Ningún sueldo fijo, ninguna obligación de ir a la oficina: me parecía un trato correcto y era perfecto para mi en aquel momento.

¿Cuál fue entonces el problema? 

Que al día siguiente las reglas en el trabajo ya habían cambiado.

El jefe había llamado al teléfono a la otra persona que sabía que tenía ya otro trabajo similar pero desde hace años y como no le atendió en 2 horas, decidió que ahora las normas en la empresa eran no sueldo fijo e ir 8 horas al día a la oficina para estar vigilados. Después de un puto día 😂.

Este es el ejemplo perfecto de que en el 99% de los casos el problema es el empresario y no el trabajador.

Tu eres el pastor y tus empleados las ovejas que van a seguir las normas de trabajo en una empresa que tu vas a poner.

Si te comportas como este empresario vas a perder el respecto de tus empleados en cero coma cinco segundos.

Yo me presenté el día siguiente y me despedí ipso facto.

Habíamos firmado un contrato que decía otra cosa: además mi abogado se ocupó también de sacar una indemnización por no haber respectado el contrato. 

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_divider color=»#000000″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_divider][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_number_counter title=»Siempre de pie (Lo siento)» number=»4″ percent_sign=»off» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» title_level=»h2″ title_font=»|700|||||||» number_font=»|700|||||||» number_text_color=»#000000″ global_colors_info=»{}»][/et_pb_number_counter][et_pb_text _builder_version=»4.17.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

Todo el personal de tu empresa que se relaciona directamente con los clientes debe permanecer siempre de pie.

Todo los trabajadores deben evitar de apoyarse en elementos decorativos, paredes, sillas, etc…

Tienen que tener siempre las manos fuera de los bolsillos descruzadas.

Haber trabajado por grandes marcas del sector moda de lujo como Dolce & Gabbana o Versace me ha ayudado a conocer todo estos «trucos» que te enseñan nada más poner pie en la empresa.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_divider color=»#000000″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_divider][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_number_counter title=»No grites 🔊 por favor» number=»5″ percent_sign=»off» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» title_level=»h2″ title_font=»|700|||||||» title_text_color=»#000000″ number_font=»|700|||||||» number_text_color=»#000000″ global_colors_info=»{}»][/et_pb_number_counter][et_pb_text _builder_version=»4.17.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

Otra de las reglas en el trabajo que no puede faltar es que nunca nadie tiene que gritar o hablar con un ton de voz elevado ni con clientes ni con los compañeros de trabajo.

Es sin duda una de las 10 reglas de una empresa más importante que tus trabajadores necesitan respetar.

Este tipo de comportamiento genera mucha incomodidad entre los clientes que en estos casos suelen escapar corriendo por la puerta de atrás de tu establecimiento.

Así que entre las normas de una empresa para los empleados asegúrate de poner «no gritar nunca con compañeros y clientes».

Imagina un cliente que desde fuera de tu tienda escucha gritos en su interior: ¿Qué piensas que va a hacer? Lo más probable es entrar en la tienda de enfrente de tu competidor.

No subestimes estos detalles porque pueden hacer la diferencia entre tener un negocio zombie o un negocio rentable.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_divider color=»#000000″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_divider][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_number_counter title=»Nunca regañes a nadie en público» number=»6″ percent_sign=»off» _builder_version=»4.17.4″ _module_preset=»default» title_level=»h2″ title_font=»|700|||||||» global_colors_info=»{}»][/et_pb_number_counter][et_pb_text _builder_version=»4.17.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

Si surge cualquier tipo de conflicto entre compañeros de trabajo nunca hay que regañar nadie en público y menos delante de los clientes: ¿te suena eso de «lavar los trapos sucios en el vestuario» tanto de moda en el fútbol?

De la misma manera vas a hacerlo en tu negocio: la cuestión se resolverá de manera tranquila al final del horario de trabajo con la supervisión del jefe que decidirá si es necesario también algún tipo de punición o si con una advertencia será más que suficiente para seguir adelante.

No dejes pasar este tipo de episodios si no quieres que se transformen en la normalidad dentro de tu trabajo.

¿Cuántas veces has entrado en una tienda, has pillado los empleados chillando uno con otro y te has salido corriendo?

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_divider color=»#000000″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_divider][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row column_structure=»1_2,1_2″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» background_color=»#ffcc00″ custom_padding=»30px||30px||false|false» border_width_all=»10px» global_colors_info=»{}» global_module=»15556″ saved_tabs=»all»][et_pb_column type=»1_2″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_image src=»https://g-sala.com/wp-content/uploads/2023/12/DESAFIO-5-COVER-MULTI.jpg» alt=»EBOOK DESAFIO 5%» title_text=»EBOOK DESAFIO 5%» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_image][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_2″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_text _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

eBook DESAFÍO 5%

¿Te gustaría aprender a construir paso a paso negocios rentables en serie disminuyendo al mínimo las posibilidades de fracaso?

En mi libro «Deasfío 5%» te mostro mi método de trabajo exclusivo Business Boost+ que he desarrollado montando y desmontando negocios durante + 17 años. 

¡No pierdas los próximos 10 años de tu vida y + 100.000€ para luego morir en la orilla!

[/et_pb_text][et_pb_button button_url=»@ET-DC@eyJkeW5hbWljIjp0cnVlLCJjb250ZW50IjoicG9zdF9saW5rX3VybF9wYWdlIiwic2V0dGluZ3MiOnsicG9zdF9pZCI6IjE0ODYxIn19@» url_new_window=»on» button_text=»QUIERO CONSTRUIR UN NEGOCIO RENTABLE» _builder_version=»4.23.4″ _dynamic_attributes=»button_url» _module_preset=»default» custom_button=»on» button_text_color=»#FFFFFF» button_bg_color=»#000000″ button_border_color=»RGBA(255,255,255,0)» button_font=»|700|||||||» button_icon=»9||divi||400″ button_on_hover=»off» global_colors_info=»{}»][/et_pb_button][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_number_counter title=»Nada de llamadas☎️ privadas» number=»7″ percent_sign=»off» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» title_level=»h2″ title_font=»|700|||||||» number_font=»|700|||||||» number_text_color=»#000000″ global_colors_info=»{}»][/et_pb_number_counter][et_pb_text _builder_version=»4.17.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

Recuerdo que cuando trabajaba por una famosa marca de moda, había compañeros haciendo llamadas intercontinentales como si estuvieran en su casa casi a diario: mama, la amiga, papa.

Pues bueno, la próxima norma para empleados que necesitas implementar para no tener sorpresas a final de mes cuando llega la cuenta del teléfono es olvidarse de utilizar el teléfono de la empresa por fines personales.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_divider color=»#000000″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_divider][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_number_counter title=»Orden y limpieza» number=»8″ percent_sign=»off» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» title_level=»h2″ title_font=»|700|||||||» number_font=»|700|||||||» number_text_color=»#000000″ global_colors_info=»{}»][/et_pb_number_counter][et_pb_text _builder_version=»4.17.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

Considera que el lugar de trabajo es como un santuario: hay que mantener todo siempre limpio y ordenado.

De lo contrario los clientes van a huir nada más entrar y seguramente no es tu objetivo si quieres ganar dinero.

También para ti y tus empleados que tenéis que pasar al menos 8 horas en este sitio será algo positivo.

¿No te ha pasado nunca de entrar en un local, ver la suciedad y el desorden y salir corriendo con miedo de pillarte alguna enfermedad?

A mi me ha pasado muchas veces y el dueño tenía el coraje de preguntarme: ¿Por qué no vendo? Bares, restaurantes, hoteles, tiendas de ropa, oficinas, etc.

Muchas veces el problema que te separa de un negocio rentable es más sencillo de lo esperado para identificar y resolver.

Por lo tanto como normas para empleados puedes establecer que el personal del turno de mañana empieza el día haciendo una limpieza general del negocio.

Si tienes presupuesto suficiente para contratar una empresa di limpieza o una persona que venga a limpiar, todavía mejor. 

En este caso será importante mantener la limpieza después de que la empresa se haya encargado: por lo tanto vigila que tus empleados cumplan con normas de higiene básica para que el negocio siga limpio como lo dejaron.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_divider color=»#000000″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_divider][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_number_counter title=»Puntualidad rima con seriedad y respeto» number=»9″ percent_sign=»off» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» title_level=»h2″ title_font=»|700|||||||» number_font=»|700|||||||» number_text_color=»#000000″ global_colors_info=»{}»][/et_pb_number_counter][et_pb_text _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

La puntualidad es un pilar fundamental para tener buenas relaciones en el lugar de trabajo: si tienes una cita con un cliente y llegas tarde, ya le estás dejando una mala impresión.

Te estás alejando tu solo/a años luz de la posibilidad de cerrar una venta.

Por si sola la puntualidad no te hará cerrar una venta o un negocio, ni te hará millonario: por lo contrario si falta puedes estar seguro/a que te puede arruinar muy rápidamente.

Entre las normas de trabajo en una empresa recuerda de poner siempre la puntualidad: pone una sanción por ejemplo a quien llegue en retraso más de una vez durante 1 mes.

La puntualidad es compromiso y el compromiso es uno de los ingredientes fundamentales de un negocio rentable.

P.D. La puntualidad vale antes de todo para ti: no puedes pedir puntualidad a tus empleados si tu no eres puntual. 

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_divider color=»#000000″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_divider][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_number_counter title=»Llama a todas las personas por su nombre» number=»10″ percent_sign=»off» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» title_level=»h2″ title_font=»|700|||||||» number_font=»|700|||||||» number_text_color=»#000000″ global_colors_info=»{}»][/et_pb_number_counter][et_pb_text _builder_version=»4.20.0″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

Una de las reglas en el trabajo que se refiera a la buena educación es llamar siempre a los compañeros por su nombre: es una señal de respeto y de valoración que va a ayudar a crear un buen ambiente de trabajo y cimentar las relaciones entre las personas que hacen parte del grupo.

Evita siempre motes que suelen provocar acritud entre compañeros y sanciona quien no respeta estas reglas básicas de convivencia en una empresa.

A largo plazo no te va a gustar tener en tu equipo personas que se comportan de esta manera para intentar tener una supremacía sobre sus compañeros a través de juegos psicológicos.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row column_structure=»2_5,3_5″ use_custom_gutter=»on» gutter_width=»2″ make_equal=»on» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» background_enable_color=»off» module_alignment=»center» custom_margin=»30px||30px||true|false» custom_padding=»0px|5px|0px||false|false» link_option_url=»https://seranking.com/?ga=243987″ link_option_url_new_window=»on» border_width_all=»8px» border_color_all=»#E02B20″ box_shadow_style=»preset4″ box_shadow_horizontal=»8px» box_shadow_vertical=»7px» box_shadow_color=»#000000″ global_module=»8862″ saved_tabs=»all» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»2_5″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» background_color=»#000000″ custom_padding=»30px||30px||false|false» global_colors_info=»{}»][et_pb_text _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» text_text_color=»#FFFFFF» text_font_size=»20px» text_line_height=»1.5em» header_2_font_size=»30px» header_3_font=»|700|||on|||#EDF000|» header_3_text_color=»#EDF000″ header_3_font_size=»24px» background_color=»#000000″ custom_padding=»20px|15px|20px|15px|false|false» global_colors_info=»{}»]

Prueba SE Ranking GRATIS

Prueba ahora mismo 100% GRATIS la herramienta SEO que utilizo en mis negocios con la cual he conseguido +50.000 visitas al mes en mis proyectos online.

[/et_pb_text][/et_pb_column][et_pb_column type=»3_5″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_code _builder_version=»4.16″ text_orientation=»center» global_colors_info=»{}»]16 Reglas de una empresa para los trabajadores 1[/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_number_counter title=»Teléfono Móvil en silencio durante las horas de trabajo» number=»11″ percent_sign=»off» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» title_level=»h2″ title_font=»|700|||||||» number_font=»|700|||||||» number_text_color=»#000000″ global_colors_info=»{}»][/et_pb_number_counter][et_pb_text _builder_version=»4.17.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

Durante el horario de trabajo hay que mantener siempre el teléfono móvil apagado o en silencio.

Es de muy mala educación tener un teléfono sonando mientras se atiende a un cliente o mientras haya clientes en un establecimiento.

Los empleados podrán mirar su teléfono durante la pausa o cuando termine la jornada laboral.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_divider color=»#000000″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_divider][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_number_counter title=»Saluda siempre a todo el mundo 👋» number=»12″ percent_sign=»off» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» title_level=»h2″ title_font=»|700|||||||» number_font=»|700|||||||» number_text_color=»#000000″ global_colors_info=»{}»][/et_pb_number_counter][et_pb_text _builder_version=»4.17.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

Saluda siempre a tus compañeros de trabajo cuando llegas a tu puesto y cuando te vayas.

También hace lo mismo con todos los clientes que entran en tu establecimiento con una sonrisa: esto te ayudará a romper el hielo que existe con ellos y te acercará un poquito más a tu objetivo de vender.

Puedes empezar con un «Buenos días, hace un día muy bonito hoy, ¿No cree?» o «Buenos días, ¿Todo bien? ¿Es la primera vez que pasa por nuestra tienda? Todo esto sonriendo y con un tono de voz amable.

¿Apuestas conmigo que tan solo con estos pocos gestos y palabras vas a conseguir aumentar al menos un 20% tus ventas? 

¡Ojo: siempre que tu servicio o producto no sea tan malo!

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_divider color=»#000000″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_divider][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_number_counter title=»Fomenta el dialogo » number=»13″ percent_sign=»off» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» title_level=»h2″ title_font=»|700|||||||» number_font=»|700|||||||» number_text_color=»#000000″ global_colors_info=»{}»][/et_pb_number_counter][et_pb_text _builder_version=»4.17.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

Fomentar el dialogo constante con tus empleados los hará sentir parte del grupo y del proyecto: al menos una vez al mes hace una reunión para hablar con ellos de lo que necesitan mejorar, de lo que estás satisfecho, de los logros obtenidos.

Luego pide a ellos mismos que te digan si tienen quejas o sugerencias para mejorar cada vez más el ambiente de trabajo y los resultados del negocio.

Claramente tu eres el jefe o la jefa y tomarás las decisiones más importantes por el bien del negocio: pero tus empleados son una parte importante de todo el esquema y necesitan sentirse involucrados para aumentar su rendimiento.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_divider color=»#000000″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_divider][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_number_counter title=»El cliente tiene siempre la razón» number=»14″ percent_sign=»off» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» title_level=»h2″ title_font=»|700|||||||» number_font=»|700|||||||» number_text_color=»#000000″ global_colors_info=»{}»][/et_pb_number_counter][et_pb_text _builder_version=»4.20.0″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

 ¿Es verdad que el cliente tiene siempre razón?

De mi punto de vista, después de +17 años en el mundo de los negocios, te digo que NO, no es verdad.

Hay muchos clientes que es mejor perder que mantener porque generan más problemas que beneficios.

Pero esto vale para ti: para tus empleados esta tiene que ser siempre una de las reglas de trabajo en una empresa.

¿Por qué? Porque tus empleados no tienen galones suficientes para establecer cuando un cliente tiene razón y cuando no: por lo tanto simplifica su trabajo y comunícale que el cliente tiene siempre la razón, aunque sea para liquidar el problema sin daños mayores.

Si hay algún problema gordo tendrán que llamarte o podrá tomar una decisión la persona que en aquel momento esta al mando, siguiendo siempre las directrices básicas establecidas por la empresa.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_divider color=»#000000″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_divider][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_number_counter title=»Confidencialidad» number=»15″ percent_sign=»off» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» title_level=»h2″ title_font=»|700|||||||» number_font=»|700|||||||» number_text_color=»#000000″ global_colors_info=»{}»][/et_pb_number_counter][et_pb_text _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

¿Sabes lo típico que se dice en el fútbol: «Lo que pasa en el vestuario se queda en el vestuario».

¿O los paños sucios se lavan en casa?

Pues en los negocios las cosas funcionan de la misma manera.

Es de cajón respetar la confidencialidad de la información de la empresa y de los compañeros de trabajo.

Por lo tanto si pensas salir por allí cotilleando todo lo que se hace en la empresa, no has entendido muy bien como funcionan las cosas.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_divider color=»#000000″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_divider][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_number_counter title=»Prepara un manual de empresa» number=»16″ percent_sign=»off» _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» title_level=»h2″ title_font=»|700|||||||» number_font=»|700|||||||» number_text_color=»#000000″ global_colors_info=»{}»][/et_pb_number_counter][et_pb_text _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

Lo sé que esta no es una regla para tus empleados, pero tendría que ser una regla para ti.

Una de las mejores decisiones que puedas tomar en tu negocio es preparar un manual de empresa.

Dentro de este manual a parte de describir como funciona cada pieza de tu empresa, insertarás todas las reglas que quieres que sean respectadas por quien trabajará contigo.

Fácil e indolor: ya nadie te podrá decir que no sabía que hacer o que nadie le había comentado tal regla.

Seguramente necesitarás dedicar algunos días o semanas para preparar el manual pero si quieres un negocio prospero a largo plazo es indudablemente algo que tienes que hacer.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_divider color=»#000000″ _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][/et_pb_divider][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_text _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»]

¿Qué te parecen estas 16 reglas de una empresa para los trabajadores?

¿Estás aplicando al menos algunas de estas sencillas reglas de una empresa dentro de tu negocio?

Como has podido ver no se trata de nada del otro mundo, pero puedo afirmar rotundamente que muchos empresarios no paran ni un segundo para preparar y poner en marcha unas normas de trabajo para sus empleados.

Este tipo de comportamiento deja demasiadas situaciones al azar y suele provocar cuanto menos incomprensiones peligrosas, confusión y conflictos que si no vienen tratados a tiempo pueden llegar a hundir tu negocio.

Tu objetivo tiene que ser crear un buen ambiente de trabajo donde haya reglas claras desde el principio y que valgan para todo el mundo.

Sí, has entendido bien: tienen que valer también para ti o perderán todo su significado muy rápidamente.

Crear un buen ambiente de trabajo tampoco significa hacer la vista gorda sobre todo y aceptar cualquier comportamiento para no tener que enfrentar los conflictos.

He visto muchos propietarios de un negocio ser literalmente prisioneros de sus empleados y este tipo de actitud solamente te llevará al fracaso.

Tienes que ser claro, firme, justo: a veces necesitarás hasta ser duro para conseguir manejar un equipo de manera eficaz y beneficiosa.

No menosprecies este punto clave de tu empresa porque provoca más quiebras de negocios de las que tu imaginas.

Ajustar una tuercas en este apartado puede mejorar notablemente tus resultados a largo plazo.

¿Tienes reglas de trabajo para empleados en tu negocio?

Entonces condivide con nosotros lo que haces aquí abajo…

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_social_media_follow use_icon_font_size=»on» icon_font_size=»10px» _builder_version=»4.9.4″ background_enable_color=»off» custom_button=»on» button_text_size=»12px» text_orientation=»center» custom_margin=»4px||||false|false» custom_padding=»50px||50px||false|false» filter_saturate=»107%» filter_contrast=»140%» animation_style=»slide» animation_direction=»top» animation_intensity_slide=»10%» border_radii=»on|100px|100px|100px|100px» global_module=»3433″ saved_tabs=»all» locked=»off» global_colors_info=»{}»][et_pb_social_media_follow_network social_network=»facebook» url=»https://www.facebook.com/gsala2018/» use_icon_font_size=»on» icon_font_size=»12px» _builder_version=»4.16″ background_color=»#3b5998″ global_colors_info=»{}» follow_button=»off» url_new_window=»on»]facebook[/et_pb_social_media_follow_network][et_pb_social_media_follow_network social_network=»twitter» url=»https://twitter.com/gsala14″ use_icon_font_size=»on» icon_font_size=»12px» _builder_version=»4.22.2″ background_color=»#000000″ global_colors_info=»{}» follow_button=»off» url_new_window=»on»]twitter[/et_pb_social_media_follow_network][et_pb_social_media_follow_network social_network=»linkedin» url=»https://www.linkedin.com/in/g-sala14/» use_icon_font_size=»on» icon_font_size=»12px» _builder_version=»4.16″ background_color=»#007bb6″ global_colors_info=»{}» follow_button=»off» url_new_window=»on»]linkedin[/et_pb_social_media_follow_network][et_pb_social_media_follow_network social_network=»skype» skype_url=»live:.cid.f7b4110f14a99e95″ use_icon_font_size=»on» icon_font_size=»12px» _builder_version=»4.16″ background_color=»#12A5F4″ global_colors_info=»{}» follow_button=»off» url_new_window=»on»]skype[/et_pb_social_media_follow_network][et_pb_social_media_follow_network social_network=»youtube» url=»https://www.youtube.com/channel/UCZs9aIrKwogOCzb4Dcpa7wA?» use_icon_font_size=»on» icon_font_size=»12px» _builder_version=»4.16″ background_color=»#c10000″ background_enable_color=»on» global_colors_info=»{}» follow_button=»off» url_new_window=»on»]youtube[/et_pb_social_media_follow_network][/et_pb_social_media_follow][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.20.0″ _module_preset=»default» background_color=»#e8e8e8″ global_module=»6126″ global_colors_info=»{}»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.16″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_slider _builder_version=»4.23.4″ _module_preset=»default» global_colors_info=»{}»][et_pb_slide heading=»Gabriel Sala» button_text=»CONTACTA AHORA» button_link=»@ET-DC@eyJkeW5hbWljIjp0cnVlLCJjb250ZW50IjoicG9zdF9saW5rX3VybF9wYWdlIiwic2V0dGluZ3MiOnsicG9zdF9pZCI6IjE0MTI2In19@» url_new_window=»on» image=»https://g-sala.com/wp-content/uploads/2022/09/Gabriel-Sala-2022.jpg» _builder_version=»4.23.4″ _dynamic_attributes=»button_link» _module_preset=»default» header_level=»h2″ header_text_color=»#000000″ body_text_color=»#000000″ body_font_size=»20px» body_line_height=»1.6em» background_color=»#f7f7f7″ background_enable_color=»on» custom_button=»on» button_text_color=»#000000″ button_bg_color=»#ffcc00″ button_border_color=»#000000″ button_font=»|700|||||||» button_use_icon=»on» button_icon=»9||divi||400″ button_on_hover=»off» global_colors_info=»{}» sticky_transition=»on»]

Emprendedor Inquieto & Arquitecto de Negocios Rentables

Llevo +15 años montando y desmontando negocios para conseguir contruir negocio rentables a largo plazo. Con mi método de trabajo Business Boost+ te puedo enseñar a montar negocios rentables en serie minimizando el riesgo de fracaso casi a cero. ¡Si quieres puedo ayudarte a llegar al siguiente nivel, el de la rentabilidad constante!

+SOBRE MI»EBOOK DESAFIO 5%»

[/et_pb_slide][/et_pb_slider][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Scroll al inicio