Fracaso de una startup

También una startup puede fracasar

Hoy en día todo empresario quiere montar una startup: se han convertido en el negocio de moda, porque puede generar una gran rentabilidad con unos costes de arranque y de gestión posterior muy bajos.

¿El sueño de cualquiera, no? Gastar poco y ganar mucho.

Pero no es tan sencillo poder montar una startup y además ganar mucho dinero: no es algo que está al alcance de todos, porque necesita de muchos conocimientos para resultar.

Por lo tanto cada año se pierden por el camino muchos proyectos de startup que sobre el papel pintaban muy bien pero después no han pasado la prueba del mercado por diferentes razones.

Hoy lo que queremos analizar es justamente el porque estos proyectos se han quedado a medio camino y no han conseguido triunfar.

¿Entonces porque mirar quien ha fracasado en vez que analizar los que han triunfado? Si no tienes experiencia montando negocios, te lo explico rápido: para ganar dinero es claramente mejor tener un proyecto ganador, pero para aprender es mejor tener un proyecto «fracasado».

De mi punto de vista también un fracaso es una ganancia: en vez que dinero te llevas enseñanzas y experiencia.

Así que desde los supuestos fracasos es donde podemos aprender más.

Descubrir hoy las 10 razones principales por el fracaso de una startup te permitirà estar más atento en el momento en que decidas montar una y no cometer los mismos errores de los proyectos que no han conseguido salir adelante.

%

De fracaso de una startup: No estudiar bien el mercado

Es algo que repito muy a menudo a los empresarios que ayudo con el lanzamiento de sus negocios: una buena idea no es suficiente para triunfar hoy en día.

Es necesario realizar un estudio de mercado  antes de empezar de verdad. En caso contrario las probabilidades de fracaso suben exponencialmente.

Lo mejor hoy en día para montar una startup es resolver un problema en el mercado. Un problema que tenga un mercado suficientemente grande para crecer rápido y escalar sin aumentar los costes de gestión iniciales.

Si no tienes algo que el mercado pide, difícilmente conseguirás triunfar con tu startup.

%

De fracaso de una startup: quedarse sin dinero

El segundo motivo más frequente de fracaso de una startup es quedarse sin dinero.

Si, has entendido bien.

Muchas startup empiezan realmente con muy muy poco dinero: sin cash flow es complicado sacar adelante un negocio.

Además este tipo de negocio que implica el utilizo de la tecnología, necesita sobretodo al principio tomar decisiones estratégicas que se pueden revelar equivocadas a medio plazo.

Por lo tanto es necesario tener cash flow para pivotar de nuevo el negocio y empezar otra vez. Quien no se pueda permitir cometer ni un error, tendrá complicado salir adelante.

Además muchas veces en este tipo de negocio existe un desfase en la primera fase entre costes para crecer y entradas: muchas de estas sociedades empiezan a ser rentables después de años y necesitan inyecciones continuas de capitales para sobrevivir.

Si no lo consiguen mueren.

%

De fracaso de una startup: equipo equivocado

Otro motivo frecuente de fracaso de una startup es montar el team equivocado.

Es uno de los puntos fundamentales de cualquier negocio: tener un equipo de trabajo funcional donde cada persona encaja perfectamente y es muy buena en lo que hace.

Si cuando montas tu startup no consigues tener un equipo de este tipo, las probabilidades de fracaso van a aumentar mucho.

También para conseguir financiación es muy importante presentar un equipo de trabajo con las credenciales suficientes para sacar adelante el proyecto.

En caso contrario el inversor tendrá muchas más dudas en «soltar la pasta».

Fundamentalmente el equipo fundador tendría que estar capacitado para sacar adelante un producto mínimo viable y empezar a vender.

En caso contrario tendrás un problema y podrás ser parte del 23% que fracasa con su startup.

%

De fracaso de una startup: con considerar la competencia

Cuando hablamos de fracaso de una startup, muchas veces la competencia es la responsable.

Muchos empresarios con una idea innovadora se olvidan de dos factores importantes: la competencia indirecta y los competidores que van a surgir a remolque de tu fantástica idea.

Ambos pueden ser letales sin no se estudian antes de empezar nuestro proyecto.

Por un lado tienes los competidores indirectos que llevan en el mercados muchos años y aunque no tienen una idea rompedora como la tuya, te llevan una gran ventaja y siguen vendiendo.

Por lo tanto que tu quieras o no, están por delante tuya.

Por el otro lado tendrás que pensar que van a surgir competidores de forma rápida si tu idea es verdaderamente buena.

Así que si estos competidores tienen más recursos económicos, humanos y un equipo con má talento, te pueden pasar por la derecha aunque hayan empezado más tarde.

Por lo tanto en tu plan tienes que pensar a estas situaciones y cómo vas a reaccionar: en caso contrario puedes salir muy mal parado.

%

De fracaso de una startup: establecer el precio correcto

Establecer el precio perfecto para tu producto/servicio es otro punto fundamental para evitar el fracaso de una startup.

Si te equivocas en este pequeño detalle, puedes hundir el negocio.

Si el precio es demasiado caro, puedes vender muy poco y así no conseguirás cubrir los costes.

Si por el contrario pones un precio demasiado bajo, podrías estar vendiendo bajo coste y por lo tanto no conseguirás pagar de nuevo tus gastos.

Así que dedica bastante tiempo para analizar este paso y seguramente un buen estudio de mercado te dará muy buenas indicaciones sobre que precio tu cliente estará dispuesto a pagar por tu producto/servicio.

10 Razones de fracaso de una Startup 1

Programa Business Boost+

¿Necesitas ayuda para lanzar o relanzar tu negocio? Entonces el programa Business Boost+ es la solución perfecta para tus problemas. Haz clic aquí abajo y descubre lo que puedo hacer por tu negocio ahora mismo.

%

De fracaso de una startup: con considerar la competencia

Cuando hablamos de fracaso de una startup, muchas veces la competencia es la responsable.

Muchas empresarios con una idea innovadora se olvidan de dos factores importantes: La competencia indirecta y los competidores que van a surgir a remolque de tu fantástica idea.

Ambos pueden ser letales sin no se estudian antes de empezar nuestro proyecto.

Por un lado tienes los competidores indirectos que llevan en el mercados muchos años y aunque no tienen una idea rompedora como la tuya, te llevan una gran ventaja y siguen vendiendo.

Por lo tanto que tu quieras o no, están por delante tuya.

Por el otro lado tendrás que pensar que van a surgir competidores de forma rápida si tu idea es verdaderamente buena.

Así que si estos competidores tienen más recursos económicos, humanos y un equipo con má talento, te pueden pasar por la derecha aunque hayan empezado más tarde.

Por lo tanto en tu plan tienes que pensar a estas situaciones y cómo vas a reaccionar: en caso contrario puedes salir muy mal parado.

%

De fracaso de una startup: producto no friendly para el usuario

¿Cuántas veces nos hemos topado con un proyecto o producto genial, pero que no funcionaba todavía muy bien o era muy poco intuitivo para la mayoría de los usuarios?

Muchas startups apartienen al sector tecnológico y por lo tanto casos como este que estoy comentando pasan a menudo: un software, una herramienta que resuelven un problema o facilitan las cosas, pero que están diseñados por un experto y no están pensados por el usuario final que será quien tenga que utilizarlo.

Este proceso de creación erronea, provoca hasta un 17% de fracaso de una startup.

%

De fracaso de una startup: modelo de negocio

Muchas veces el modelo de negocio en una startup es una quimera.

Se empieza con una primera idea o MVP y luego habrá que pivotar según lo que digan el mercado y los usuarios.

Así que muchas veces se empieza pensando que se ganará dinero vendiendo un software, y se acaba ganando dinero por publicidad y afiliación.

O pensabas de ganar dinero de inmediato y luego el mercado te abre los ojos y tienes que pasarte por ejemplo a un modelo freemium: una parte gratis con algunas funcionalidades y otra de pago para los usuaros más exigentes que necesitan más funciones.

Por lo tanto dar con la tecla a la primera es muy complicado y si no tienes cash flow suficiente para asumir eventuales errores, las posibilidades de salir adelante disminuyen considerablemente.

Hasta Facebook tuvo que pasar por un cambio completo de modelo y esta fue su gran baza que le permitió llegar donde se encuentra ahora mismo: en la parte más alta de la piramide.

 

%

De fracaso de una startup: ignorar el cliente

El 14% de fracaso de una startup es causado por la mala relación con el cliente o aún mejor por una relación inexistente.

Muchos empresarios van directos con sus ideas y se olvidan de insertar el cliente en su proceso de crecimiento.

Pésima elección: el cliente y sus problemas son el foco de los negocios en 2020.

Por lo tanto si no conoces bien a tu cliente y no sabes que necesita y cuanto está dispuesto a pagar por esto, estarás montando un negocio basado sobre la nada.

Te aseguro que un negocio basado sobre la nada, tiene muy pocas chances de salir a flote y transformarse en una empresa rentable.

También hay otro fallo relativo al cliente en una fase posterior: la famosa atención al cliente. Si no atiendes tus clientes como se merecen, sencillamente se van. ¿Si tu fueras a un restaurante y nadie te atiende durante horas que pensarías? Te levantarías y soltarías algún taco contra los camareros. Seguro. 

Entonces en tu negocio se trata de lo mismo: no hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti.

Por lo tanto un buen servicio de atención al cliente es muy importante porque nos permite fidelizar este cliente y quizás que nos traiga el mismo otros clientes.

%

De fracaso de una startup: plan de marketing

En el mundo de los negocios, muchos empresarios novatos (y en las startups hay unos cuantos) confunden el marketing y la publicidad. Me pasabe a mi también cuando empecé en esto ya hace casi 15 años.

Pero el marketing está un escalón por encima de la publicidad y la incluye. 

Por lo tanto no es suficiente pensar al marketing como publicidad: hay que pensar de manera más global para poder hacer crecer el proyecto de manera rápida y posiblemente gastando lo menos posible.

Muchas startups fallan con el plan de marketing (o directamente no lo hacen) y por lo tanto su crecimiento se ve penalizado por una estrategia que no es global: es solo parcial y limitada a la publicidad.

Olvidan estudiar los mensajes, los tiempos, la comunicación, las redes sociales, el posicionamiento en Internet y muchas más cosas.

Por esto casi un 15% de las startups fracasan.

%

De fracaso de una startup: perder el foco

¿Qué entiendo para perder el foco? No, no se trata del foco del baño que se había quemado.

Estoy hablando del foco del negocio. Se empieza el camino y de repente a causa de los problemas y de las variaciones sobre la idea inicial, ya no sabemos ni lo que estamos haciendo.

Sucede muchas veces cuando no realizamos un business plan que sirve exactamente para esto: no perder nunca el foco, también en medio de la tormenta más fea.

Por lo tanto se una startup empieza su camino con una idea y luego no es capaz de darse cuenta que hace falta pivotar hacia otro lado, se pierde el foco y allí ya no hay nada que hacer.

O se cambia el mando para tener un enfoque nuevo y no intoxicado o el desastre está asegurado.

Con la última franquicia con la cual es trabajado, pasó exactamente esto: perdió el foco y no supo pivotar hacía un nuevo modelo más rentable a largo plazo pero que necesitaba de una nueva inversión.

Llegué demasiado tarde y aunque había visto inmediatamente que era necesario un cambio de modelo analizando las cuentas, no hubo tiempo y dinero suficientes para acometer los cambios necesarios.

Si hubiese tomado acción 6 meses antes, todavía estaría de pie. 

Conclusión sobre el fracaso de una startup

¿Te han gustado las 10 razones principales de fracaso de una startup?

Cómo has podido ver también este modelo de negocio tan en auge hoy en día puede estrellarse estrepitosamente. Sucede más a menudo de lo que piensas, porque las necesidades de un proyecto de este tipo son mucho mayores respecto a un modelo de negocio tradicional.

El equilibrio que necesitas encontrar entre todas los componentes de una startup es imprescindible para el éxito, mientras en los negocios tradicionales hay más margen para errores.

Ahora si estas pensando de montar una, te aconsejo de volver a leer bien todos estos puntos para evitar desde el pirmer momento caer en los mismos errores que han matado muchos proyectos innovadores.

Y si necesitas de ayuda para lanzar tu startup, contacta conmigo: reserva una sesión estratégica 100% GRATIS para hablar sobre tu proyecto y luego podremos evaluar si puede ser rentable colaborar en su lanzamiento.

Por favor comenta abajo tus impresiones y si quieres añadir algo más esperamos tus comentarios con muchas ganas.

× Ayuda