¿Empresario: ser o no ser?

Empresario. Bonita palabra, suena muy bien. Y en cada capítulo 0 de un libro dedicado a emprender tendría que aparecer algun parrafo dedicado a este tema.

¿Ser o no ser empresario?

¿Todos podemos ser empresarios?

¿Y en cualquier momento de nuestra vida?

Claramente para mi la respuesta es rotundamente no.

No todos podemos ser empresarios. Y no se puede ser empresario en cualquier momento de nuestra vida. Todo tiene que cuadrar.

O en vez de ser un sueño hecho realidad se transformará en nuestra peor pesadilla.

Por lo tanto no me gusta escuchar hablar muchos profesionales del sector casi incitando las personas para que se hagan empresarios solo para venderles algún curso o master.

U cualquier otra cosa. Venden ilusiones que la gente está dispuesta a comprar, muchas veces porque está desesperada.

Un trabajo malo, se gana muy poco… Estas para mi no tienen que ser las bases de un proyecto empresarial.

La desesperación nunca va a ser un buen motor en nuestra vida. Solo nos hará tomar decisiones rápidas y muchas veces equivocadas. Porque no tienen una base sólida detrás.

Antes de todo me gustaría dejar mi opinión personal.

Ser empresario es algo que casi se lleva dentro. Es parte de nuestro ADN y de las experiencias que la vida nos ha dejado. Alguien que está muy cómodo en casa de sus padres hasta pasados los treinta, se encuentra bien en su trabajo, porque tiene un sueldo fijo y no tiene muchas responsabilidades… ¿Sería un buen empresario? Absolutamente no.

Le faltarían todas las características básicas que tiene que tener un buen empresario.

En mi caso personal, salí de casa pronto, poco después de los 20.

Estaba lejos de casa en un país extranjero y mi familia no apoyaba mis decisiones.

Por lo tanto tuve siempre que apañarme solo para resolver cualquier cosa en mi vida.

Esto me ha permitido desarrollar ciertas características típicas de un empresario y transformarme en una persona hacedora.

Porque si no haces, puedes estar seguro que nada se hará solo.

Características de un Empresario

Por lo tanto la primera cosa que cualquier persona con aspiraciones empresariales tendría que hacer, es un análisis interior.

Tienes que ser sincero contigo mismo y responder una serie de preguntas sobre tu vida y tus intenciones.

Solo así podrás ver si te conviene empezar tu nueva aventura como empresario o no.

1- ¿Te gustaría tener muchas responsabilidades? Ya no tendrás un superior que se ocupe de las cosas más importantes y tu solo te dedicarás a tu especialidad. Ser empresario es saber un poco de todo. Porque aunque no tengas que hacer una tarea específica, tendrás que controlar que quien la haga lo haga bien.

2- ¿Que tal con los problemas? Porque como empresario tendrás que lidiar con muchos problemas a diario. Y tendrás que resolverlos todos para que tu negocio funcione. No podrás más esperar que alguien lo haga por ti. Quizás como pasa ahora. Hará falta una actitud enérgica y resolutora para poder sacar adelante tu nueva aventura.

3- ¿Y la inseguridad te gusta? Al final del mes nadie te pagará un sueldo, por malo que sea.

4- ¿Tienes dotes de líder? Un empresario tiene que liderar su negocio, porque nadie lo hará para el. No hay posibilidad de escaquearse como haces ahora. Y tendrás que lidiar con empleados que trabajan para ti. Tendrás que transmitirles tu fuerza y tu carisma para que te sigan y se comporten correctamente. Si no tu negocio y tu aventura como empresario ni despegarán.

5- ¿Te sientes cómodo trabajando mucho? Porque sobretodo al principio tendrás que trabajar mucho más que un trabajador dependiente. Olvídate de las semanas de 4 horas de Tim Ferriss, porque solo pocas personas consiguen esto. Y no lo consiguen en un mes.

6- ¿No te importa no tener tiempo libre para dedicar a familia, amigos, hobbies? Como adelantado arriba sobretodo al principio podrás tener que trabajar 7 días por semana y 12/15 horas al día. ¿Te apetece? ¿Tienes un objetivo superior que te vaya a permitir superar esto?

7- ¿Y sacrificar todo lo que te rodea para conseguir tu objetivo? La familia, los amigos, las compras. Quizás tengas que hipotecar la casa para conseguir el dinero que necesitas. O vender tu coche. ¿Has pensado a todo esto? ¿Y para ti no es un problema hacerlo porque lo que verdaderamente te interesa es sacar adelante tu negocio?

Piensa muy bien a estas sencillas preguntas.

Responde con sinceridad y ya tendrás la primera parte de tu camino despejada.

La segunda es otra cosa que no tiene que ver con el negocio. Es obtener el apoyo incondicional de tu entorno. Y hablo de esto en otro artículo (Leer aquí).

Por lo tanto si no encajas con lo que has visto arriba, quizás ser empresario no sea lo tuyo.

Al menos por el momento. Y la mejor decisión que podrías tomar es seguir otro camino y dejar que tu vida fluya con normalidad.

Quizás más adelante las condiciones cambien y entonces será tu momento de ser empresario.

O quizás no cambien y seguir trabajando para alguien es la mejor solución para ti.

Porque podrás disfrutar de la vida de la manera en que más te gusta.

Sin grandes responsabilidades, con la seguridad de un sueldo fijo y pudiendo dedicar todo tu tiempo libre a la familia, los amigos y tus hobbies.

No caigas en la labia de muchos gurús que necesitan más personas en dificultad para poder hinchar sus bolsillos de dinero.

Ofreciendo cursos u otras cosas que prometen resolverte la vida. Somos todos diferentes y lo que ha funcionado a uno no tiene porque funcionar a todos.

O lo que hace feliz uno no está dicho que haga feliz otro.

Escucha tu interior, sé sincero contigo mismo y sigue tu camino sin mirar hacía atrás o escuchar soluciones milagrosas.

No existen y tendrías ya que saberlo.

 

Por favor, vota este artículo. 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

¿Empresario: ser o no ser? 1Cargando...

 

 

¿Quieres multiplicar tus clientes con Facebook ADS?

Síndrome del Jugador de Casino – Enfermedad típica empresarial

Síndrome del Jugador de Casino: ¿tu también estás enfermo? Hoy te quiero hablar de lo que yo llamo la síndrome del jugador de casino que suele afectar muchos empresarios a lo largo de sus carreras, sobretodo los novatos. No se trata de una nueva y misteriosa...

4 Errores comunes de los empresarios en dificultad

4 Errores comunes de los empresarios en dificultad Normalmente en los momentos de dificultad es cuando podemos realmente ver los talentos y capacidades de una persona: cuando todo funciona, es suficiente con seguir la corriente para que las cosas salgan por sí solas....

Sheep Mentality, telebasura e influencers: hacia donde vamos?

Sheep Mentality, telebasura e influencers: donde me toca vivir en 2020? Hoy necesito desahogarme un poco y hacer algunas reflexiones sobre la sociedad actual en la cual me reconozco muy poco y que en mi modesta opinión está yendo completamente a la deriva. Después de...

4 Pilares para empezar bien un negocio

4 Pilares para empezar bien un negocio Me ha pasado muchas veces en los últimos meses de entrar en contacto con personas interesadas a montar un negocio para conseguir cambiar el trend de su vida. Pero la mayoría anda un poco preocupada porque no sabe ni por dónde...

10 Características fundamentales de un buen empresario

10 Características fundamentales de un buen empresario ¿Ser un buen empresario significa ser un empresario de éxito? De mi punto de vista son dos conceptos bastante diferentes y ser un buen empresario está por encima respecto a ser un empresario de éxito. En la...

10 Razones de fracaso de una Startup

Fracaso de una startup También una startup puede fracasar Hoy en día todo empresario quiere montar una startup: se han convertido en el negocio de moda, porque puede generar una gran rentabilidad con unos costes de arranque y de gestión posterior muy bajos. ¿El sueño...
× Ayuda